Cumplimos 25 años

De las pequeñas producciones en las cuevas particulares al mercado internacional veinticinco años después

Tomelloso (Ciudad Real) 14-12-2011

Con motivo del XXV Aniversario de Vinícola de Tomelloso, la bodega organizó un acto y comida el pasado domingo 11 de diciembre, en la que participaron,  además del actual consejo rector, con su actual presidente, Fernando Villena; el ex director de la Escuela de Capataces de Tomelloso, Ricardo Rodríguez; el presidente de ASAJA, Pedro Barato; el alcalde de Tomelloso, Carlos Cotillas; junto con todos los socios que componen actualmente la Sociedad Cooperativa.


Villena, después de agradecer a todos aquellos que hicieron posible el nacimiento de la bodega, recordó en su discurso los principales y más destacados momentos en estos veinticinco años de historia, remontándose a 1986, cuando 28 familias de viticultores y elaboradores con bodega propia, decidieron unirse para comercializar conjuntamente los vinos que, hasta la fecha, cada uno de ellos elaboraba en sus tradicionales cuevas.

El paso más decisivo llegó en 1988, cuando deciden alquilar una bodega para realizar conjuntamente la elaboración de sus uvas, y es en 1989 cuando acometen las obras de una nueva bodega de elaboración. Desde éste mismo instante los socios tomaron la decisión de apostar por la calidad, por encima de la cantidad, obteniendo sus primeros frutos este mismo año con el nacimiento del Añil, que en este caso no vino con un pan bajo el brazo, sino con un Zarcillo de Oro, que suponía y supone el más alto reconocimiento a nivel nacional.

En 1991 se inauguró las instalaciones que hoy conocemos, aunque desde entonces ha sufrido varias ampliaciones, surgiendo con el tiempo otros vinos que han aumentado el prestigio de la bodega como Torre de Gazate, Ábrego (que posteriormente paso a llamarse Torre de Gazate), Alsur, Finca Cerrada, los varietales Gazate o el Mantolán, un espumoso Brut Natural de alta calidad. “Fue un camino duro que tuvo y tiene sus resultados”, para una bodega que fue “pionera en vinos jóvenes”, afirmaba Villena.

Según recordó el presidente, son muchos los premios que han recibido los caldos de la cooperativa, nacionales e internacionales, gracias al “buen trabajo” de los distintos profesionales que han formado y forman parte de esta familia, entre los que se encuentran los diferentes enólogos que han pasado por el laboratorio de la bodega hasta llegar al actual, Javier Nieto, para el que tuvo una mención especial.

Hoy y tras veinticinco años, aseguraba orgulloso el presidente, la Vinícola está presente en mercados de todo el mundo donde profesionales del sector reconocen con numerosos premios la calidad de sus vinos, cosechando en países como Alemania, EE. UU. o China, entre otros, numerosos nuevos consumidores.

Por su parte, Ricardo Rodríguez, recordó la visita que le hicieron cinco agricultores hace 25 años pidiéndole consejo para empezar a construir una bodega: “Ellos hacían el vino en sus cuevas y eso les creaba muchos problemas (…) Estos 5 agricultores (en alusión a los socios fundadores) tenían las ideas muy claras, eran diferentes a los demás”. Esta diferenciación, según dijo, ha sido la clave del éxito de esta bodega, que la ha llevado a crear “vinos de calidad diferenciada, consiguiendo sus marcas un gran prestigio”, lo que la ha convertido en un referente en el sector.

“Es un ejemplo a seguir, de lucha y sacrificio, mirando siempre al futuro”, aseveraba Pedro Barato, que indicó sentirse muy ligado a los buenos y malos momentos por los que ha pasado la bodega.

Asimismo, el alcalde de Tomelloso, se mostró orgulloso de encontrar en sus viajes parte de su tierra en forma de marcas de la Vinícola, y las buenas sensaciones que le transmiten, porque éstas “no sólo representan a la bodega, sino también a Tomelloso”.

Tras las intervenciones, se invitó al primer Consejo Rector de la bodega a participar, junto al alcalde y al presidente, en el descubrimiento de una placa conmemorativa del veinticinco aniversario, donde se les rinde homenaje a sus socios fundadores y en representación de ellos a la primera junta directiva.

Tras este acto se dio paso a un almuerzo para los 160 asistentes: socios y familiares, representantes de otras bodegas de la localidad, del C.R.D.O. La Mancha y otras instituciones. La comida fue amenizada por un video que recogía varias imágenes y videos de la historia de la bodega, como el día de la inauguración, los socios fundadores, las primeras instalaciones, etc.